50 años de vida religiosa

Son muchos los acontecimientos eclesiales y congregacionales que por estos días han tenido las Hermanas Terciarias Capuchinas: Capítulos Provinciales, Fiestas patronales, Año Jubilar por la Venerabilidad del padre Luis Amigó, entre otros, actos que han sido festejado por toda la Familia Amigoniana con regocijo y alegría.

Este fin de semana participamos de las bodas de oro de consagración religiosa de las Hermanas Terciarias Capuchinas: Ma. Ilse Acosta Zapata; Luz Elena Caicedo Jaramillo; Amparo de J. Echeverri Bermúdez; Emma Espitia Ríos; Ma. Marta Herrera Bedoya; Teresita Martínez Jaramillo: Ma. Victoria Moreno Muñoz; Ma. Amparo Piedrahita Velásquez cincuenta años de fidelidad y amor al Señor en la vida religiosa Amigoniana, cada una con la certeza de que “Aquel que empezó la buena obra -santidad- ha de llevarnos a la perfección…”.

Estas bodas de oro se constituyen en un importante aporte de las hermanas de seguir anunciando con alegría e intensidad el Reino de Dios y de ir en pos de la oveja descarriada al mejor estilo del padre Luis Amigó.

Cuando miramos hacia atrás, nos admiramos de cómo el Señor nos ha guiado siempre, y en todos estos años hemos sentido cómo su Espíritu nos ha ido trazando caminos, así como nuestra Congregación, en el servicio a la Iglesia. Los caminos del Señor siempre nos llevan al encuentro con los demás, en un descubrimiento gozoso de sentirlos hermanos y hermanas.

Enhorabuena, hermanas y ¡ADELANTE!