El Carisma Amigoniano lo llena todo con su amor

Una buena práctica que tenemos todos los grupos de Familia Amigoniana a nivel planetario  son las reuniones en las cuales nos congregamos laicos, religiosos, religiosas, Zagales y Juvam para celebrar la alegría de pertenecer al Carisma Amigoniano. Se participa de varios momentos como la oración, el ágape fraterno y de la entronización en la vida y obra del padre Luis Amigó.

Se organizan además peregrinaciones a sitios representativos de nuestras raíces inspiracionales y se programan los diferentes frentes de acompañamiento vocacional que incluyen barrios marginados, parroquias, asilos y centros de reforma juvenil. Como una experiencia enriquecedora ha sido el trabajo mancomunado con los  grupos de jóvenes que son las generaciones donde reposa el devenir de la obra del padre Luis Amigó.

Cada uno de los encuentros nos llenan de alegría, de confraternización y de acción de gracias por el Carisma Amigoniano, todos los participantes regresamos a nuestras casas y a nuestros lugares de trabajo comprometidos con las causas sociales.