Memorias VI Encuentro de Familia Amigoniana en Colombia

Octubre12 al 14 de 2019 en Bogotá

Día dos

Se inicia esta mañana con la actividad denominada –En ruta hacia la Beatificación– que estuvo estructura en forma de carrusel con cuatro bases:

  1. Carta de identidad
  2. Milagros
  3. Modelo carismático
  4. Vida y Obra

En la primera base se profundizaba en los elementos con los cuales los miembros de Familia Amigoniana nos identificamos y nos hacemos participes de la misión legada por el padre Luis Amigó como son el referente franciscano, la acepción de misericordia, el amor exigente y los pilares inspiraciones como son el Buen Pastor, la Sagrada Familia y la Virgen de los Dolores.  

En la base de Milagros lo que se buscaba era conocer las gracias y favores que se han recogido por intercesión del padre Luis que se han presentado a la Santa Sede y hacer crecer la devoción de los asistentes por el Venerable padre que a la luz de todos sus seguidores ya es un santo por todas las vidas que ha recuperado y por todos los sueños que ha hecho realidad a través de él, jóvenes reeducados y generaciones salvadas. Se hace énfasis que para la presentación de las gracias y favores los dos elementos tanto el historial médico como el historial de intercesión son de primacial importancia y que por lo tanto se deben ciudad con igual entereza.

En la base del Modelo Carismático se trabajaron las tres dimensiones que constituyen el plan de formación y el proyecto de vida; la dimensión humana, cristiana y carismática. Esta base se constituye en la columna vertebral del crecimiento y proyección de la Familia Amigoniana.

La última bases Vida y Obra era la invitación a llevar a la práctica en los diferentes apostolados donde los amigonianos hacemos presencia de toda esa riqueza espiritual y carismática que es capaz de ir más allá y transformar realidades y llevar esperanza de vida.

La segunda ponencia de la mañana estuvo a cargo de la Hermana Gloria Roció Aristizábal, Rectora del Colegio La Merced en Bucaramanga con el tema –Llamada a la Santidad- inicia diciendo que El señor llama a todos a la santidad, también a usted y a mí.

Este camino es para todos no hay que pertenecer a la jerarquía para ser santos, La santidad es tarea de cada uno y entregarla a los demás. Nuestra misión con Cristo es a través del testimonio personal. A la santidad no hay que tenerle miedo, hay que  apuntar más alto, tenemos que dejarnos amar.

Luego vino un trabajo por las diferentes ocho regionales en las cuales se hizo más evidente que nosotros los laicos tenemos un llamado protagónico en el mundo actual y que además es un reto permanente. Porque debemos ser luz para el mundo y sal de la tierra, pero para llevar a cabo nuestro camino hacia la santidad tenemos que ser audaces, tener mucho fervor, orar permanentemente para enfrentar los combates y las acechanzas del demonio.

Antes del almuerzo tuvimos nuestra eucaristía precedida por Monseñor Bartolomé Buigues Oller, Terciarios Capuchino y concelebrada por los Religiosos Terciarios Capuchinos que se encontraban en el evento.

Después del almuerzo nos reunimos por grupos para ir generando algunas conclusiones y acuerdos de las ponencias presentadas y que nos servirán como insumo de trabajo posterior. Al finalizar de la tarde se hace una salida turística al casco histórico de Bogotá en la cual 210 de los asistentes en chiva visitamos el Chorro de Quevedo, la Plaza de Bolívar, La Catedral Primada de Colombia y la Sede del Congreso. Al llegar disfrutamos de la cena.