Familia Amigoniana presente en Nicaragua

Ante el sufrimiento de nuestros hermanos de Nicaragua todos los estamentos de la Familia Amigoniana se solidarizan con ustedes y como hijos de Dios les acompañamos en solidaridad y fraternidad.

Con espíritu abierto y colaborativo siguiendo los pasos de aquellos primeros “creyentes que pensaban y sentían lo mismo, y nadie consideraba como propio nada de lo que poseía, sino que tenían en común todas las cosas”. Por eso “no había entre ellos necesitados”. He 4, 32-35. Este testimonio de amor no podía explicarse más que porque el Buen Pastor seguía viviendo en cada uno de ellos. Esa misma actitud es la que hemos tomado en estos días.

Hemos tenido noticIas de que los Amigonianos estamos implicados en la solidaridad, recogiendo alimentos, agua, medicinas, trasportando heridos a los hospitales, asistiendo a los jóvenes que están recluidos en las universidades, con las familias de los que han asesinado, asistiendo a los que están en la Catedral y en otros lugares, para que no les falte lo necesario; colaborando en el cuidado del Hogar y participando también de las manifestaciones de manera solidaria y cercana al pueblo. Que bellísima y necesaria ayuda.