Quienes Somos

Los AMIGONIANOS, somos una gran Familia dentro de la Iglesia Católica y, en ella, de la espiritualidad Franciscana, integrada por laicos, religiosas, religiosos y sacerdotes que seguimos a Jesús desde el carisma que nos regaló el Espíritu a través del P. Luis Amigó. Nos dedicamos a expresar la misericordia de Cristo, Buen Pastor, a los jóvenes con problemas de conducta.

Dentro de la FAMILIA AMIGONIANA se sitúan dos congregaciones religiosas las Terciarias y Terciarios Capuchinos; dos asociaciones laicales aprobadas por la Santa Sede, los Cooperadores Amigonianos y el Movimiento Laical Amigoniano, máxima participación en nuestro carisma en la vida laical; Grupos juveniles Zagales y Juventud Amigoniana, Educadores, Voluntarios, Alumnos y Exalumnos, familiares, simpatizantes, bienhechores…

Somos un grupo de personas que queremos FUNDAMENTAR NUESTRA VIDA EN JESUCRISTO, para ello profundizamos en nuestra consagración bautismal y nos dejamos “modelar” por el Evangelio.

VIVIMOS EN FRATERNIDAD de hermanos que consideramos regalo del Señor.

Somos ENVIADOS POR DIOS Y POR LA IGLESIA para ser signos de su amor en el mundo de la marginación juvenil, para ayudar a los jóvenes en su crecimiento y realización, especialmente a los desviados del camino de la verdad y del bien.

Nos sentimos Iglesia Católica y hemos sido reconocidos por ella como un camino auténtico de seguimiento de Cristo. Nuestras presencias no exigen confesionalidad, acogemos a todos los que quieran compartir con nosotros sin importar su credo o condición.

Formamos parte de la FAMILIA FRANCISCANA, participamos de la riqueza espiritual que el Espíritu nos ha ofrecido por medio de S. Francisco y Sta. Clara de Asís.

El P. LUIS AMIGÓ HA SIDO EL INSTRUMENTO que utilizó el ESPÍRITU para comunicarnos ese gran Regalo: el Carisma Amigoniano. La Familia Amigoniana está integrada por alrededor de 2000 personas comprometidas especialmente con ella y varios otros miles de personas en relación, implicados en su acción. Está presente en 33 países de Europa, América África y Asia.

Surgió el carisma Amigoniano en Valencia – España en 1885 con la fundación de las hermanas Terciarias Capuchinas, y se fue ampliando en 1889 con la fundación de los religiosos Terciarios Capuchinos. Los laicos son también partícipes de este Carisma, en especial los Cooperadores Amigonianos y el Movimiento Laical Amigoniano, que son dos asociaciones de laicos reconocidas por la Santa Sede, y los Grupos Juveniles Amigonianos.