Gracia Recibida por intercesión del padre Luis Amigó

Con todos mis respetos y para todos sus compañeros y hermanos en el Venerable Padre Luis Amigó para que, con sus oraciones, podamos conseguir nuestro objetivo que es conseguir la beatificación de nuestro prototipo de hombre de Dios, respetable, benefactor, profesor de santos y promotor de cientos de centros de enseñanza religiosa que llegan y lleva a Dios. ¡Pues vamos a conseguirlo!

Nunca podremos agradecerle tanto como lo que está haciendo por nosotros (siempre al amparo de nuestro Venerable P. Luis Amigó y con sus manos puestas siempre obre nosotros, una familia normal pero con nuestra convicción de que estamos amparados por un hombre santo, un hombre de Dios. Miles y miles de personas que exponen tanta veracidad de (milagros) en sus casos milagrosos pasados a lo largo de su vida, dan fe de que nuestro Venerable Luis Amigó es un hombre de Dios.

Que su vida fue siempre dirigida por Dios, que murió en su gracia y que está con Él en el cielo, consiguiendo todas nuestras peticiones y favores que nosotros entendemos como milagros porque, al igual que yo, otros cientos de creyentes lo entienden así.

Hoy le damos gracias por los favores recibidos por nuestra nieta Ángela, a la que han realizado una nueva revisión y está perfectamente de la vista. Increíble, pero cierto. Se creían que perdería la vista con rapidez pero otra vez, tras pedírselo al Venerable P. Luis Amigó, nos ha escuchado y nosotros, como es natural, seguimos con nuestro compromiso. Sin más, y con nuestro cariño y respeto para toda nuestra Familia Amigoniana, nuestro agradecimiento. Mª Isabel Almagro y Pablo Domingo. España.