Obispo pide a sus sacerdotes ser “apóstoles de los jóvenes”

Con el telón de fondo natural de los alrededores de la bellísima Alajuela, donde los esplendidos árboles y el cielo azulado, acogieron a propios y extraños en la Ordenación Obispal de Fray Bartolemé Buigues Oller que desde ahora se constituye en el Pastos de la Diócesis.

Buigues agradeció con unas sentidas palabras a todos los asistentes, Obispos, padre Marino Martínez Pérez, Superior General, padre Carlos L. Montoya Elizondo, Superior provincial de la Provincia del Buen Pastor, Superiores Provinciales de Religiosos y Religiosas Terciarias Capuchinas, Religiosos y Hermanas Terciarias Capuchinas, Laicos, Cooperadores, amigos, comunidad local y demás comunidades religiosas, autoridades civiles y miliares. Hizo especial alusión a su lema obispal “doy mi vida por las ovejas” Igualmente, agradeció a Dios la forma como lo ha ido llevando en su vocación.

En sus primeras palabras, el nuevo obispo designado por el Papa Francisco, expresó su satisfacción por el cargo que desempañará a partir de hoy.

Me siento sumamente regocijado y agradecido por los gestos y signos de cariño, afecto y cercanía que en estos días he recibido de tantas personas que se han identificado conmigo y la misión que la iglesia me ha encomendado, esto lo he sentido como una manifestación de la misericordia de Dios en mi vida sacerdotal.

El Obispo saliente de Alajuela Ángel San Casimiro Fernández, Agustino Recoleto al imponerles sus manos le invitaba a ser BUEN PASTOR y a vivir siempre su vocación con los ojos puestos en el Señor Jesús.