Santuario de la Virgen de Montiel

Para que intercediera por una interminable sequía que azotaba a Benaguacil-España fue conducida hasta allí la virgen que luego se conocería como la Virgen de Montiel. Montiel es una atalaya de la comarca del Camp de Turia, rodeada de inmensos campos de naranjos y cultivos de cebolla que brindan contrastes de colores bellísimos a todo el valle.

Al en el horizonte se contempla el mar Mediterráneo, que se deja ver desde lo alto del santuario como un hilo de plata que da forma al cuadro natural. El pueblo se extiende y cobija a los pies del Monte Sagrado, y en este significativo y emblemático lugar donde se da Origen a la Congregación de Hermanas Terciarias Capuchinas encomendadas a la Sagrada Familia por el mismo Luis Amigó en el año de 1885.

El Santuario de Montiel es custodiado desde entonces por las Hermanas Terciarias Capuchinas porque está ligado a la vida de las primeras hermanas en la peste de finales del siglo XIX. El santuario interiormente está distribuido en una sola nave, y la bóveda de cañón se asienta en dos arcos.

Ocupa el altar mayor una gran hornacina pintada de azul, con profusión de ángeles barrocos rodeando un relicario donde se venera La Mare de Déu de Montiel.