Su fe, ilimitada confianza en la Providencia

    Siguiendo la táctica marcada por el Combate espiritual  –el libro de Lorenzo Scupoli que tanto influyó en el itinerario de crecimiento humano-espiritual de nuestro Padre Fundador, en íntima conexión con la maduración de la persona en humildad se produce una simultánea maduración en la fe, vivida como total confianza en Dios, de la esperanza, como confiado abandono a la divina voluntad, y de la caridad, como amor puro –sin sombra de egoísmo– a Dios y al prójimo.

    Desde la humildad, pues, se nos invita ahora a que –a través de las tres guías de estudio que seguirán– hagamos una lectura –posiblemente la más sugerente según los testigos de su Proceso de Beatificación– de la vida de nuestro Padre en la tonalidad específica y propia con la que él vive y actúa las así llamadas virtudes teologales.

    Hoy nos detendremos a profundizar el talante providencialista, que distinguió su vida desde la particular tonalidad que adquirió su fe.

    Ciertamente nuestro Padre fue un hombre que, durante toda su existencia –y particularmente en los momentos de mayor dificultad y contratiempo– puso de manifiesto que vivía como colgado de Dios y esta invencible confianza –que nacía de su inquebrantable fe en que el hombre lo puede todo si Dios le conforta– fue precisamente la que le hizo afrontar con tal intrepidez, audacia, entereza, serenidad y optimismo las más adversas circunstancias y riesgos, que algunos –guiados por meros criterios humanos– no dudaron en calificarlo incluso de desequilibrado.

    A fin de que tú mismo puedas cotejar en las “fuentes las afirmaciones que arriba se hacen y a fin también de facilitar la profundización en el tema y el diálogo comunitario sobre el mismo, se propone a continuación la lectura de los siguientes textos:

  • Obras Completas, n. 86. 101. 254. 586. 1108.
  • Positio, Sumario, “ad 115” p. 9. 20. 70. 85. 127. 184; y “ad 37”, p. 348. 448-449 (ten presente que en la Positio las 243 primeras páginas pertenecen a la Informatio y que a partir de ahí comienza ya el Sumario paginando de nuevo desde el n. 1).

        Para el diálogo comunitario posterior a la lectura de los textos propuestos, se propone el siguiente cuestionario:

  1. De los textos meditados en Obras Completas, ¿cuál es el que más te ha impactado e iluminado? Puedes aportar razones y sentimientos al respecto.
  2. ¿Qué testimonio de los que aducen los testigos en la Positio sobre la figura de nuestro Padre como hombre abandonado en la Providencia te ha llamado más la atención? También aquí puedan aportar tus razones o sentimientos.
  3. El mensaje de la confianza en la Providencia ¿qué actualidad crees que tiene o puede tener en el hoy de nuestra Congregación, Provincia, Comunidad, o vivencia personal?
  4. Otras aportaciones y comentarios “ad libitum” sobre el tema.