Amigonianos le apuestan a energías renovables

Desde el Colegio Luis Amigó de Navarra, España se vienen adelantando pruebas con 302 paneles solares con una superficie total de 1.600 metros cuadrados ubicados en los techos de la institución. Se estima que producirán unos 120.000 kWh de energía eléctrica a lo largo del año. Con esto se da el salto a las energías renovables.

Este proyecto se enmarca en una actividad del proyecto educativo desarrollado con los alumnos denominado de producción limpia de energía, que tiene como objetivo el cuidado del medio ambiente y la reducción de la huella de carbono. El sofisticado equipo tiene entre muchos de sus aplicativos un sistema de monitorización en tiempo real que los alumnos revisan en una pantalla situada en el vestíbulo del colegio.

Se pudo apreciar que durante el verano los paneles solares produjeron mucha más energía de la requerida por la institución. Mientras que, en el invierno el consumo asciende un 45% más, esto ha conllevado un ahorro considerable en la factura eléctrica para el colegio.

La implementación de ésta tecnología ha supuesto además el cambio de luminarias halogénas a luminarias Led tanto en las instalaciones como en el campo de fútbol. Con esto contribuimos a evitar la emisión de 70 toneladas de CO2 a la atmósfera, hecho que contribuye con la mejora del medio ambiente de las generaciones venideras.