Pensamiento y Doctrina – MISAP

UN HORIZONTE PARA RESIGNIFICAR LA MISAP

Se ha venido hablando en varios Congresos Amigonianos sobre exclusión, con el propósito de visibilizar la existencia de los sujetos vulnerados que la sociedad oculta u olvida de manera intencionada, es el momento para la Familia Amigoniana reivindique los derechos y la dignidad a tantos niños, niñas, jóvenes y familias que en el pasado se pensaron e intervinieron como excluidos del mundo de los beneficios materiales, sociales, laborales, afectivos, entre otros.

Se busca para esta nueva época vincular la misión Amigoniana y sus prácticas institucionales, sociales, carismáticas y comunitarias a la realidad de los seres humanos en situación de vulnerabilidad, en situaciones de indefensión, y apoyarlos para crear las condiciones de su transformación, en la metáfora promisoria de la vida; la inserción en las parroquias, las organizaciones comunitarias latinoamericanas en los barrios, en las escuelas de liderazgo, en escenarios de apoyo a adultos mayores, cuidado del medio ambiente, atención solidaria a enfermos hospitalizados en clínicas o casas, cuidado de familias y discapacitados, formación de nuevas vocaciones de donde surgirán los nuevos frailes y hermanas, y los nuevos educadores y educadoras Amigonianos laicos que constituirán la fuerza futura de las comunidades amigonianas.

Se trata de intervenir desde la formulación de pensamiento y doctrina renovada para poder formar y transformar las condiciones, políticas públicas y sujetos que padecen la miseria, el hambre, la injusticia, las nuevas adicciones, las nuevas situaciones problemáticas que ameriten nuestro apoyo caritativo, evangélico tanto en la Colombia del Postconflicto, como en toda América, África, Asia y Europa donde las comunidades hacen presencia.