Convocar para servir al Señor

Un llamado especial fue el que realizó Fray Miguel Ángel Gil ahora encargado Vocacional de los Religiosos Terciarios Capuchinos de la Provincia de San José a los jóvenes de la Familia Amigoniana en Colombia para que, desde la oración y, especialmente la Eucaristía podamos ofrecerla y pedir por las vocaciones sacerdotales.

La pastoral vocacional es la acción de la Iglesia a favor de todas las vocaciones, a fin de que sea edificada según la plenitud de Cristo y conforme a la variedad de los carismas que el Espíritu Santo suscita en ella. Acompaña a cada cristiano para que descubra y viva su vocación específica.

Pablo en la carta a los Corintios manifiesta que la Iglesia, que somos todos los cristianos, conforma el Cuerpo Místico de Cristo. (Cf. I Cor 12) Cada quien, con su ministerio y servicio, según su misión formamos la Iglesia, y todos son tan necesarios que no puede decirle uno al otro “no te necesito”, pues todos nos necesitamos y constituimos.

Por lo anterior queremos hacer un llamado especial a cada uno de los integrantes de la Familia Amigoniana para que seamos promotores vocacionales allí donde nos encontremos y que podamos pastorear y acompañar como ejército de Cristo a todos aquello hombres y mujeres que descubren su vocación y la vivan plenamente.

La finalidad de este pastoreo es acompañar y ayudar a discernir a los nuevos candidatos a la vida religiosa. Se debe buscar que ellos y ellas a partir de este acompañamiento logren responder al llamado que Dios les hace en una vocación específica y así asegurar el relevo en el devenir histórico de las Congregaciones Amigonianas. Ánimo es tarea de todos.