Fiesta de la Madre de los Dolores

Es un acontecimiento festivo para toda la Familia Amigoniana porque representa el amor apasionado y la entrega sin límites, ese mismo ideal de todos los que hemos decidido libre y espontáneamente seguir la senda trazada por el padre Luis Amigó de transformar la humanidad y reconstruir vidas fragmentadas.

Las siete dagas que traspasan su corazón representan ríos de agua viva y el manantial de misericordia, ternura y entrega propia de nuestro carisma y modelo pedagógico.

Esta es la Madre que celebramos durante todo este mes de septiembre: la Madre del Amor, ese amor que es capaz de transformar el dolor en alegría, en esperanza, en resurrección.

La invitación para toda la Familia Amigoniana es a que nos dejemos tocar por este amor compasivo y misericordioso, y nos hagamos los encontradizos con aquellos que sufren y padecen.