Mensaje de navidad a la Familia Amigoniana

“En la tierra paz a los hombres que ama el Señor” (Lc 2, 14)

Por esta época de navidad los Amigonianos y en general el mundo cristiano se prepara para recibir al niño de Belén, al hijo de María de Nazareth el salvador del mundo.

La navidad es un momento ideal para compartir alegría y ternura, es el momento de sembrar semillas de solidaridad y de paz que den como fruto el perdón genuino, el que nace del corazón. Es el momento para como Amigonianos extender nuestra responsabilidad con el pobre, con el necesitad, con el que sufre, al mejor estilo del padre Luis Amigó.

Sin lugar a dudas la navidad nos invita a contemplar el modelo de la Familia de Nazareth en el cual encontramos el amor incondicional que pesa más que cualquier otra cosa. La falta de amor en las familias hace más pesada intolerable la existencia. La navidad es el tiempo predilecto para encontrarnos con Jesús.

Encontrarnos con Jesús significa  sensibilizarnos con los niños, niñas y adolescentes de nuestro tiempo que tienen dolor, que sufre explotación, que tienen hogares destruidos, marginados y que viven en las calles.

Que esta navidad sea la oportunidad para no ser más indiferentes, para hacernos los encontradizos, la Comisión Luis Amigó les desean unas felices fiestas de navidad.