Misión del laico dentro de la Familia Amigoniana

Con el fin de ir mejorando nuestra participación en los diferentes grupos de Familia Amigoniana los laicos y cooperadores tenemos un llamado, una misión especial para favorecer así nuestra participación en los diferentes apostolados del Carisma Amigoniano.

Esto genera un cambio organizacional en las obras por la unión en torno a los valores carismáticos y el ambiente de fraternidad global que se promueve en cada obra. Debemos entender que somos parte de un equipo de trabajo donde las relaciones de equipo son sinónimo de fraternidad, donde todos somos amigos. Donde generemos ambientes que fortalezcan la satisfacción y mejora la calidad de vida individual y colectiva. Todos colaboradores del Espíritu para continuar la misión de Jesús en la Iglesia al estilo del padre Luis Amigó.

La invitación es a seguir cultivando las buenas relaciones en cada obra y demarcación, favorecer el diálogo, la convivencia, el conocimiento mutuo, la participación. La reflexión compartida sobre el sentido y la identidad vocacional del laico y cooperador. Recordemos que tenemos un compromiso con nuestra autoformación en Identidad Amigoniana: la vida y obra del fundador, el proyecto educativo, la espiritualidad y el proyecto de vida personal. Muchos éxitos y bendiciones.