Movidos a compasión

Así fue cada una de las actividades que los grupos de Familia Amigoniana en diferentes partes del mundo donde se destaca la gran participación de las comunidades y de los diferentes grupos de Zagales, Laicos, Colaboradores, amigos, Religiosos y Hermanas Terciarias Capuchinas, que este año han comenzado a realizar encuentros reuniendo a todos los grupos, al mejor estilo de Familia Amigoniana.

Cada uno de los encuentros tuvo como principal enfoque aumentar el compromiso de los Amigonianos en el servicio de los niños y jóvenes más necesitados. En las reflexiones siempre cultivamos la oración, la humildad y la misericordia característica indeleble del Carisma y el Espíritu legado por el padre Luis Amigó.

Los momentos vividos y el compartir fraternos dieron paso para que la misericordia de Dios pasará por nuestros corazones y nos llevará a ser posada para los más necesitados del camino, nos dio sensibilidad ante el dolor del otro, con una actitud de servicio, cercanía, escucha, perdón, acogida.

Cada eucaristía y cada peregrinación a visitar algunos de los lugares representativos fueron la oportunidad de agradecer al Señor por las gracias recibidas y fue el mejor indicador de que el Espíritu se movía en nosotros, y de que la Familia Amigoniana, con la guía del P. Luis Amigó que nos “mueve a compasión”, ha dado un paso más en la construcción del Reino, con la paz y alegría que son del Señor. Porque a Dios hay que vivirlo, y durante todo este año 2019 se vivió.