Papa Francisco, demos el primer paso

Desde la capital de Antioquia, el papa Francisco se pronunció contra las drogas que destruyen las ilusiones de los jóvenes y llamó a la comunidad religiosa a enseñar con su ejemplo.
“Queridos paisas”, dijo el papa al iniciar su discurso, lo que desencadenó un fuerte aplauso de parte de las miles de personas que se encontraban en el lugar.

Seguido a esto comenzó a reflexionar sobre la misión de la comunidad religiosa, monjas, sacerdotes, seminaristas, a los que llamó a “callejear”.
El sumo pontífice dijo que la mejor forma de tratar con los ateos no es con argumentos, sino con el ejemplo.
Además, se pronunció contra las drogas al indicar que Medellín le recordaba que la inquietud natural de muchos jóvenes ha sido “destruida por los sicarios de la droga, Medellín me trae ese recuerdo (…) tantas vidas jóvenes truncadas, destruidas“.
El Diablo entra por el bolsillo“, señaló al rechazar la corrupción que se presenta en la Iglesia, a los que ven en la fe una oportunidad de negocio.
“No se puede servir a Dios y al dinero“, apuntó.
El papa también llamó a la comunidad religiosa a leer la biblia, ya que “quien no conoce las escrituras, no conoce a Jesús” y esto para “interpretar la realidad con los ojos de Dios“.