Testimonio Colombia febrero 2021

Testimonio Colombia febrero 2021

Parar, pensar y volver a empezar
Cuando iba a terminar mi bachillerato tenía mil ideas para realizar después de graduarme, pero justo antes de terminar once quede embarazada y allí todo cambio la perspectiva, veía como mis sueños se truncaban, era madre soltera y ahora tenía que pensar solo en él bebe que venía en camino, atrás quedaron los emprendimientos y mi futuro profesional.
Creía que todo se había acabado, pero mi hermana me dio una estampita del padre Luis Amigó y me dijo que le pidiera fortaleza y que intercediera por ella, y me dijo que yo tenía una misión muy importante por cumplir. Y llorando, le contesté que lo haría por ella, pero que era una causa perdida. Porque la verdad no encontraba camino.

Buscaba una pomada que pudiera aliviarme el alma. Recurrí a la gente más cercana, pero nadie parecía entenderme. Qué ganas tenía de crecer y qué decepción me llevaba cada vez que me acordaba de lo sucedido. Por cosas del destino conocí los Amigonianos y me dieron una nueva perspectiva de la vida y aprendí a amar la vida que crecía en mi vientre y que hasta el momento lo había rechazado.

Ahora ando con la frente en alto y con mi bebé que es mi vida, he comenzado a trabajar y estoy estudiando de noche, todo cambio por el acompañamiento y consejo de las Hermanas Terciarias Capuchinas que siempre ven más allá. Gracias.