Testimonio mes de mayo de 2021

Testimonio mes de mayo de 2021

Crecí en San Pedro de los Milagros, un pequeño pueblo de Antioquia, Colombia. En 1993 me incorporé a la Familia Amigoniana a través de las Hermanas Terciarias Capuchinas que orientaban la Normal en este municipio.

Compartir la fe católica y mi experiencia personal ha sido mi pasión y mi misión por 25 años. Me veo a mi mismo como un constructor de puentes entre personas laicas, religiosas y el resto de la Iglesia.

He sido integrante de la Juventud Amigoniana y ahora comparto el Carisma y el Espíritu Francisco-Amigoniano en un hogar de huérfanos donde hacemos realidad los sueños de los menores que han perdido su familia y que han sido abusados. A través de nuestra labor encontramos hogar para los chicos y les damos instrucción laboral que les ayude a vincularse al mercado laboral. Cada día hacemos el septenario al padre Luis Amigó pidiendo por cada uno de los niños y niñas y así hemos visto favores sorprendentes. Gracias padre Luis Amigó por tu intercesión.