50 años de sacerdocio del padre José Luis Segarra Sabater

La Familia Amigoniana en Argentina ha tenido el gusto de vivir junto al padre José Luis Segarra, superior del Colegio Monseñor Solari de Morón sus 50 años de vida religiosa, cincuenta años de vocación al servicio del Pueblo de Dios. El padre Sergarra es valenciano ha sido Provincial y Consejero General en varios periodos.

Con frecuencia la gente me pregunta: “¿Padre, por qué decidió ser sacerdote?” La respuesta siempre ha sido la misma: “no lo sé, pero sí sé que la gracia de Dios y las oraciones de mi familia tuvieron mucho que ver con mi vocación”. Cuando hace veinticinco años celebré mi aniversario sacerdotal de plata, comencé la homilía con las palabras del profeta Jeremías: “¡Me sedujisteis Señor, y yo me dejé seducir!” (20:7).

Ha vivido su sacerdocio como miembro de la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores. Comunidad que según el mismo “le llena de vida y de gratos momentos.

Las enseñanzas del padre Luis Amigó siempre han sido la gran motivación en mi ministerio al servicio de los demás. Estoy profundamente agradecido con tantos compañeros míos que durante los años de seminario, y después de sacerdocio, me han apoyado incondicionalmente, agradezco a toda la Familia Amigoniana por sus manifestaciones de cariño”.